17/06/2017

Vida en el "punto de mira"

Artículo

Día de octubre soleado. Voy paseando por el bosque. Los colores de las hojas de los árboles son espectaculares. Recojo frutos del suelo. Deliciosos, están en su punto. ¡Por ahí viene mi hijo! De repente una fuerte explosión, que viene seguida de un dolor terrible cerca del corazón. Caigo al suelo fulminada. Veo que la hierba se tiñe de rojo. Es mi sangre. Mi respiración cada vez es más lenta, cierro los ojos. Llega la oscuridad y oigo mi corazón como un lejano eco sin fuerza. Escucho una voz grave decir:

- Buen tiro Juan. La has dejado fulminada. Vamos a cargarla en la furgoneta.

Salvando las distancias con la realidad y, ficciones aparte, cada año son miles los animales que mueren abatidos a tiros por las escopetas de los cazadores.

En ocasiones he coincidido en debates sobre cuestiones éticas sobre la caza y solía preguntar qué se siente al quitarle la vida a un hermoso animal al que tienes en el punto de mira. La contestación era siempre ambigua y vaga, aunque parecía coincidir la frase de: ”Te sube la adrenalina”. Sin embargo, jamás ningún cazador me habló de sentimientos como la compasión o la pena. Imagino que es cuestión de no dejar fluir esos pensamientos. Bloquearlos con un candado y colocarse en la postura de un dios, que tiene en su mano el dar o quitar la vida.

Durante estos polémicos debates, había quien me invitaba a una jornada de caza porque de esa manera podía comprobar que la actividad cinegética no es tan cruenta y yo, a su vez también les invitaba, a que dejaran de pegar tiros a los animales, porque no es ni necesario para comer, ni ético. También había quien argumentaba que a él no le importaba pegar un tiro a un conejo, pero sí le daba pena hacerlo con un jabalí o un corzo. Pero la cuestión es que no hay animales de segunda que merezcan un sufrimiento extra.

Hay quien no se resiste a esa, dicen atractiva sensación, de poder perdonar o quitar la vida, pero estoy segura de que ése “subidón de adrenalina” se obtiene por el camino contrario. Es decir, salvando y creando vidas. Curioso argumento también el de que la caza es un deporte ¿Pero qué deporte? ¿Caminar por el bosque y disparar animales indefensos? Pues, como no sea el deporte de ejercitar el dedo con el gatillo, que me lo expliquen.

En una ocasión estuve impartiendo unas charlas en un instituto y me pareció impactante y muy triste el hecho de que jóvenes de quince años anduvieran pegando tiros a corzos, jabalíes o conejos los fines de semana, porque lo habían aprendido de sus padres. Curiosamente, cuando les ofrecías otros argumentos, que cuestionaban la faceta ética de la caza, se quedaban sorprendidos al escuchar razones que nunca se habían planteado.

A veces, podemos llegar a olvidar que los valores éticos y morales alimentan el alma para ayudarnos a ser seres humanos más justos y piadosos, que puedan colaborar en la creación de un mundo solidario y respetuoso con todos los seres vivos que habitan en él.

Sinceramente, creo que no hay buenos o malos cazadores. No puede ser que alguien argumente que, precisamente porque ama y respeta la naturaleza es cazador. Es totalmente incompatible abatir osos a tiros y cuidar de la naturaleza y respetar a los animales.

Sólo cuando tienes la vida en el punto de mira y no aprietas el gatillo respetas a los animales y realmente te gusta contemplar la naturaleza sin tener una diana delante.

Carolina Pinedo

Más sobre el bulo de los ataques de los buitres

Más sobre el bulo de los ataques de los buitres

El bulo de los ataques de los buitres al ganado

El bulo de los ataques de los buitres al ganado

La caza es incompatible con la biodiversidad

La caza es incompatible con la biodiversidad

El último refugio del lobo ibérico

El último refugio del lobo ibérico

Tras cuatro años de trabajo ve la luz una profunda reforma de la Ley de  Caza de Castilla la Mancha

Tras cuatro años de trabajo ve la luz una profunda reforma de la Ley de Caza de Castilla la Mancha

Las secuelas de la caza

Las secuelas de la caza

7 Verdades:  Sobre el impacto de la caza en España

7 Verdades: Sobre el impacto de la caza en España

El Impacto de la caza en España

El Impacto de la caza en España

Un 83 % de mamíferos tropicales y un 58 % de aves, víctimas de la caza

Un 83 % de mamíferos tropicales y un 58 % de aves, víctimas de la caza

Vida en el "punto de mira"

Vida en el "punto de mira"

Informe: La sobrepoblación del jabalí

Informe: La sobrepoblación del jabalí